Nuestras propuestas

La impunidad y la injusticia nos han arrebatado nuestro derecho al futuro: el derecho a vivir con dignidad, a aprender, trabajar y perseguir nuestros sueños, a que el éxito dependa del esfuerzo y no de nuestro color de piel, lengua, sexo o apellido, a tener paz y salir a pasear por la noche, a heredarle un mejor país a nuestras hijas y nietos.

Nuestro objetivo es recuperar ese derecho, es ganar el futuro... y esta plataforma, construida de forma colectiva por cientos de personas, es nuestra hoja de ruta.

Aquí podrás conocer próximamente nuestro programa completo.

Recuperar el futuro
Recuperar la paz
Recuperar la política para las personas
Recuperar el futuro

Vamos a iniciar el camino hacia el acceso universal a la salud, para que demos pasos veloces hacia la necesidad de que todas y todos los mexicanos accedan libremente a servicios de prevención y atención de salud solo por el hecho de serlo, a la promoción. , prevención y atención de todas las personas que requerimos estos servicios. Merecemos conservar nuestro patrimonio en caso de una enfermedad o accidente. La precariedad de cobertura y calidad del servicio en un sistema de salud colapsado es urgente de mejorar.

Merecemos educación pública digna, que asegure la oportunidad de una formación académica y social de calidad, para que las y los niños y jóvenes no tengan que decidir entre seguir estudiando o conseguir un empleo fuera de la ley para apoyar con los gastos económicos a su la familia.

Lograremos salarios justos y pensiones dignas, para que la pobreza no siga siendo legal como hasta hoy en nuestro país. Queremos que las manos de nuestros adultos mayores, que han construido este país con su esfuerzo, tenga un descanso a la altura de todo el empeño que le han dedicado a México durante su vida. Queremos que los jóvenes tengamos la posibilidad de planear nuestro futuro, adquirir una vivienda, estudiar, y acceder a garantías de vida indispensables, sin importar si vivimos en el campo, o la ciudad.

Recuperar la paz

Proponemos una mirada crítica que comprenda la seguridad y la paz más allá de un código binario; abandonar el cuento de los buenos contra los malos para entender esa violencia estructural que orilla y arrastra a personas —principalmente jóvenes— a las filas del crimen organizado y el narcotráfico. Esta visión revela las profundas desigualdades que han sido desatendidas por las políticas sociales y las mismas instituciones del Estado en todos sus niveles. Buscamos la implementación de estrategias transversales que mejoren simultáneamente el aparato de justicia y las condiciones de vida de todas las personas.

En los últimos 12 años se ha desarrollado una estrategia beligerante que ha pretendido la seguridad a partir de la violencia y la militarización. Esa estrategia ha fracasado. Entendemos recuperar la seguridad y la paz de las personas como el más grande de los desafíos de nuestro país, y sabemos que eso pasa por la búsqueda de soluciones alternativas y creativas que pasen por la autonomía de la fiscalía, en vez de buscar eliminar la violencia comprando más armas o usando más violencia.

El tejido social se está desvaneciendo y para recuperarlo en indispensable que nuestras instituciones de justicia nos respondan en el tiempo y forma adecuado, por eso impulsaremos un blindaje profundo al Ministerio Público, para que esté libre de cualquier tráfico de influencia o de posibles usos políticos y que, de una vez por todas, cumpla el mandato para el que fue creado.

Recuperar la política para las personas

Como plataforma buscaremos impulsar desde el Congreso de la Unión lo que ya vimos que es posible en Jalisco: #SinVotoNoHayDinero a nivel nacional, con la finalidad de vincular la votación con el recurso público otorgado a los partidos políticos y así fomentar que estos sean recuperados por sus militantes y no usados por pequeñas cúpulas con intereses personales.

También impulsaremos la eliminación del fuero, para que ningún político en este país se quede impune otra vez, ni sus amigos, ni sus organizaciones de delincuencia organizada que lucran con nuestros gobiernos, en vez de servir.

Profundizaremos el fortalecimiento, la visibilidad y el correcto funcionamiento del Sistema Nacional Anticorrupción, así como sus partes en los Sistemas Estatales Anticorrupción, para que a quienes les toque velar por la transparencia y la honestidad, no sean impuestos por las cúpulas de la clase política, ni que terminen siendo candidatos o candidatas de algún partido político.